noticia_1EndoCube es un dispositivo compuesto por ceras micro cristalinas dentro de una carcasa de plástico, que imita fielmente tanto a los alimentos sólidos como a los líquidos. Está patentado a nivel mundial y es el primer y único producto en obtener la homologación y acreditación de la CCFRA – es la mayor asociación del Reino Unido en la investigación de alimentos- y por la NSF Internacional, la Salud Pública y Seguridad Company TM -líder mundial en el desarrollo de normas, gestión de riesgos para la salud y seguridad pública, designado como centro colaborador por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la Alimentación y Seguridad en el Agua y el Medio Ambiente.

Endocube es un simulador de alimentos para el control de su temperatura en cámaras de refrigeración/congelación y transporte. Endocube refleja la temperatura tomada a 15 mm dentro del alimento y esto hace que la lectura sea muy precisa, de entre 0,1º a 0,2º, en términos de Seguridad Alimentaria.

Los sensores de temperatura de las cámaras o congeladores miden la temperatura del aire circundante y en función de ésa temperatura realizan su ciclo de frio. Hasta ahora el termostato funcionaba cuando el aire de la cámara se calentaba; el aire, al no tener densidad se calienta antes y con más frecuencia que los alimentos, esto provoca, que se introduzca en la cámara y en ciclos mas continuados más frío del que el alimento necesita, provocando alteraciones y perjuicios indeseados que pueden afectar al sabor, la textura y la calidad de casi todos los alimentos refrigerados. En ocasiones, la diferencia de frío entre el alimento y el aire es de + – 4º.

La reducción energética se debe a que el aire se calienta mucho más rápido que por ejemplo un yogur, la leche o cualquier otro alimento del interior y esto hace trabajar a las cámaras más de lo necesario. Equipada con endoCube, la cámara sólo responde a la temperatura de los alimentos, lo que resta importancia a la evacuación de frío debido a aperturas y cierres de la misma a lo largo del día.

Endocube se coloca en la sonda del termostato y esto hace que sea el alimento quien demande el frio que necesita. Al utilizar endoCube como dispositivo para el control de temperaturas de los alimentos se produce un uso más eficiente del compresor, disminuyendo los ciclos de funcionamiento hasta en un 60% – en el arranque se consume hasta tres veces más de energía-, causando una importante reducción del consumo y ahorro energético, además de alargar la vida útil de los equipos y disminuir las averías.

Si necesita ampliar información o cualquier tipo de asesoramiento, por favor póngase en contacto a través de www.ingem.es/contacto (distribuidor autorizado)

Fuente: enersa