En enero pasado se realizó la puesta en marcha del sistema de calefacción centralizada de biomasa en las instalaciones del hotel-resort rural Amalurra en Artzentales, Vizcaya. Este sistema suministra agua caliente y calefacción a tres de los edificios que forman el complejo: hotel – albergue, spá y viendas, aportando una potencia calorífica nominal de 300 kW.

El hotel Amalurra es una instalación ubicada en una zona rural rodeada de naturaleza. Hasta la fecha contaba con diversas calderas de gas propano que daba soporte a las instalaciones. El posicionamiento de Amalurra como lugar donde sus clientes están en contacto con la naturaleza y la tranquilidad, condicionaba el tipo de instalación a proyectar para mejorar el actual sistema de ACS y calefacción. Fiabilidad, economía e integración en el contexto arquitectónico eran las principales premisas de la instalación.

Ante este reto, Ingem Energía diseñó una instalación con un impacto ambiental mínimo en su construcción, así como en su funcionamiento. Para ello seleccionó las calderas fabricadas por Biocurve como unidades térmicas. Su altísimo rendimiento reducía significativamente las emisiones, y la posibilidad de instalar más de una unidad en la sala de calderas, permitía una modularidad en el suministro que ponía la eficiencia de la instalación en máximos.

Para limitar el impacto de la obra civil, Ingem diseñó una sala de calderas y su silo de pellet integrados dentro de dos contenedores marítimos superpuestos y recubiertos de un cerramiento de madera. De esta forma la instalación de propano existente no se vio afectada, y pudo continuar dando servicio mientras se realizaba la instalación de biomasa. Luego queda a decisión del cliente el mantener dicha instalación de propano para casos de emergencia, dado que se trata de una instalación hotelera con unas exigencias de servicio especiales.

La característica singular de esta instalación es su sencillez de instalación, su rendimiento y su adaptabilidad a las necesidades de demanda. Su sencillez de instalación la proporciona su concepto de “unidad térmica enlatada”, que no necesita más que ser conectada una vez situada en su emplazamiento definitivo, un “plug & play” en toda regla. Su rendimiento lo proporcionan las eficientes unidades térmicas de condensación, gestionadas por un autómata y sus bombas de caudal variable. El autómata gestiona el encendido de cada una de las tres unidades térmicas en función de la demanda, además de dotar de un seguimiento y control a través de Internet, lo que permite ajustar casi en tiempo real el funcionamiento del conjunto.

Con un software sencillo e intuitivo el usuario puede acceder a diario a datos de consumo, nivel de carga del silo, rendimiento energético, comparación de consumos, etc., así como a un control básico de la sala de calderas. Desde el mantenedor se reciben alarmas de todo tipo y se dispone de la capacidad de reinicio, regulación de temperaturas de consigna, modificación de parámetros, etc., lo cual minimiza sus desplazamiento y abarata el mantenimiento de esta instalación.

Las características técnicas de esta instalación son las siguientes:

FICHA TÉCNICA:
Datos generales:
• Fecha de instalación: diciembre de 2015
• Diseño e instalación: INGEM ENERGÍA, S.L.
• Ubicación: Hotel rural Amalurra – Artzentales, Bizkaia.
• Tipo de construcción: 2 contenedores marítimos de 20 piés, superpuestos.
Datos técnicos:
• Dimensiones: 2,5 x 6 m x 6 m
• Acabado: Madera vista con tratamiento para exterior.
• Capacidad de almacenamiento de pellet: 19 Tm.
• Peso total de la instalación: 4,5 Tm.
• Unidades térmicas: BIOCURVE BCH100
• Potencia útil: 300 kW (3 x 100 kW)
• Rendimiento nominal: 105,3% a 101,8%
• Tª humos: 39º / 37º
• Rango de ajuste de Tª: 27º – 80º
• EN 303-5: 2012 Clase 5
• Comunicación IP Ethernet estándar